Hipocondría

En la hipocondría la clave vuelven a ser los pensamientos negativos, todo lo que se resiste persiste, por tanto cuanto más rechacemos los pensamientos que nos producen angustia más potentes se volverán y más angustia nos darán. Cuando se desarrolla un problema como el miedo a las enfermedades, los pensamientos son los desencadenantes de esa angustia, claro que existen situaciones que influyen que aparezcan, pero el mantenimiento ocurre por la forma de enfrentarnos a esos pensamientos. Ese pensamiento temido aparece, a continuación hacemos todo lo posible para evitarlo y rechazarlo, es igual que si cogiéramos todas las cosas desordenadas que tuviéramos en casa y las metiéramos rápidamente y con presión en un armario, aunque de momento sentiríamos algún alivio, al poco tiempo el armario se abriría lanzando al suelo todo lo puesto con presión, lo mismo ocurre con los pensamientos de este tipo. Una terapia cognitivo conductual te ayudara a afrontar estos pensamientos y disminuirlos, el tratamiento farmacológico también será eficaz para la angustia y la ansiedad asociada.