Creencias perfeccionistas

Con respecto al sistema de autocreencias, algunos autores mencionan que en los sujetos perfeccionistas se observa una débil autoeficacia y una baja autoestima (Kottman, 2000; Blatt, 1995; Ashby y Rice, 2002). El hecho de que tengan una tendencia predominante a responsabilizarse por los errores y fracasos (Kottman, 2000), hace pensar en un locus interno frente a resultados negativos, orientación que según Weiner (1983) no resulta saludable.
El estudio de Turner y Beidel (1985) sigieren que la gran mayoría de los individuos ansiosos tenía pensamientos negativos.
Estudios sugieren que Las personas perfeccionistas tienen una baja experiencia de emociones positivas y disfrutan poco de sus éxitos y logros (Barrow y Moore1983); Dunkley, Zuroff y Blankstein, 2003). Los afectos predominantes en los individuos perfeccionistas son generalmente de tono negativo. Entre ellos suelen señalarse la culpa, el enojo, la tristeza, la futilidad, el displacer (Lombardi, Florentino y Lombardi, 1998), la inferioridad (Ashby y Kottman, 1996) y la vergüenza (Blatt, 1995) tendencias que, según los estudios de Eisenberg (1991), se considerarían predictoras de un mal afrontamiento. 2000; Dunkley, Zuroff y Blankstein, 2003).