Decir adios

Decir Adios es difícil, sobre todo cuando existen sentimientos profundos. Pero no hay que pensar en lo que siento, sino como me quieren , ni siquiera el amor es suficiente para mantener una relación si no existe respeto.