¿Espiritualidad?

La obsesión es nefasta en todo, hay veces que es fácil verla como tal por tratarse de conductas o pensamientos aparentemente negativos, sin embargo aún es mas dañina cuando se esconde tras conductas o acciones que creemos que son positivas para al ser humano .
No seré yo la que le ponga nombre a esto, pero observo últimamente que existe una nueva obsesión a ser espiritual o a creer que uno lo es .
Las personas que poseen este mal se sienten superiores y en otro plano que el resto de los demás mortales , una falta de humildad que es justo lo más alejado de la llamada espiritualidad .
Necesitan el guru de turno que les muestre el camino, lo que les hace vulnerables e influenciables, sumisos ante las injusticias y las desigualdades de la sociedad , anestesiados ante los problemas del mundo, puesto que según sus preceptos «todo pasa por algo» «todo es perfecto».
Disfrazan su sumisión e ignorancia de una aceptación mal entendida.
Una búsqueda de la felicidad ficticia , que les hace intolerantes a quienes no piensan como ellos acusandolos de juzgar,

Cada vez hay más «adeptos» a ello , sin ser conscientes de que se trata de un trastorno obsesivo compulsivo disfrazado de evolución espiritual.

La espiritualidad nunca puede ser obsesiva, ni nadie nos la tiene que vender.