Perfeccionismo patológico

1.- Pensamiento rígido; concentrados y atentos, tienden a resolver bien las tareas técnicas y detalladas, pero no suelen tener en cuenta la situación global. Se ven fácilmente afectados por las distracciones externas y tratan de evitarlas en lo posible. Su pensamiento suele ser dicotómico, todo o nada. Este es el motivo de su rigidez, su perfeccionismo excesivo y las dificultades para tomar decisiones. Para ellos las cosas son buenas o malas, perfectas o imperfectas, y además, lo malo o imperfecto es considerado como catastrófico: «Si cometo un error soy un fracaso, y eso es algo horrible que no podría soportar». Es decir, exageran la importancia de las consecuencias de una imperfección o error.
2.- Autocontrol está distorsionado. toda acción que realicen ha de estar controlada voluntariamente y no son capaces de actuar nunca de manera espontánea. Tratan también de controlar a voluntad sus propios deseos y emociones.
3.- Sentido del deber. Necesitan tenerlo todo controlado, sobre todo a ellos mismos.
4.- En su forma de expresarse suele notarse este patrón, pues puntualizan todos los detalles y consideran todas las opciones, o bien, en ocasiones se expresan de manera lenta e insegura, debido a la ansiedad por expresarse correctamente.

Los trastornos de alimentación son uno de los trastornos asociados a la actitud perfeccionista, también las crisis de ansiedad, la depresión, el estrés, trastornos psicosomáticos debido a la falta de expresión emocional. Para mí es un factor claro de vulnerabilidad psicológica. Una lacra, reforzada durante años por la sociedad. Basta ya. Aprendamos a equivocarnos sin perder la valía personal, aprendamos a caernos y a saber levantarnos. No seas tu peor enemigo .Ayúdate si tu no puedes busca ayuda.