Ideas irracionales

Existen una serie de ideas irracionales que mantenemos dogmáticamente arraigadas desde la infancia es importante detectarlas y eliminarlas por medio de la terapia cognitivo-conductual, podemos resumirlas en tres:

Sobre uno mismo: Debo hacer las cosas bien y merecer la aprobación de los demás por mis actuaciones».

Los demás: Los demás deben actuar de forma agradable, considerada y justa».

La vida: «La vida debe ofrecerme unas condiciones buenas y fáciles para que pueda conseguir lo que quiero sin mucho esfuerzo y comodidad».