¡Cuanto dolor!

Tantas victimas de sus parejas por no ser capaces de aceptar una situación, de aceptar una ruptura y respetarla..

¡Cuanto dolor!

Si no somos capaces de aceptar una ruptura alargamos el dolor y se inicia la tortura , nos resistimos, aparece la culpa o la desesperación( auto maltrato) y también podemos llegar a odiar , aparece el rencor, la ira, los sentimientos de venganza….( maltrato hacia el otro)
La aceptación es fundamental en el bienestar personal .No es resignarse, no es que me guste lo que ha pasado, no es dejar de sufrir,sufro pero no me torturo ni torturo.
La aceptación no consiste tampoco en resignarnos, es aceptar la situación a pesar del dolor,
Solo cuando acepto que algo doloroso ha pasado puedo dejar de rumiar e iniciar el cambio de actitud.

A partir de la aceptación comienza el camino de la superación.