Una y otra vez

A veces es muy duro aceptar lo que sucedió , personas que no volverán, amores que ya no están, momentos que se quedaron en nuestra retina.Como si estuviésemos continuamente visionando la misma película ,le damos para atrás y nos recreamos en dolores y alegrías pasadas, nos resistimos a liberarnos de esos días que ya han pasado,comparamos el hoy con el ayer y no pasamos página.

Permitamos sentir el dolor pero después aceptemos, no podemos luchar contra lo inevitable, con la aceptación se cierran las heridas y podemos plantar  nuevas semillas.