Obsesión

Un pensamiento obsesivo es  un pensamiento repetitivo. Un pensamiento se convierte en obsesivo cuando comenzamos a rumiarlo y   además viene asociado a una emoción negativa muy intensa.

Cuanto más negativa e intensa (rabia, angustia, miedo, duda…) más aumenta la frecuencia del pensamiento y se hace más automático.
El segundo paso que produce el mantenimiento del pensamiento obsesivo es intentar rechazarlo. Cuanto más lo evitamos más lo aumentamos.

Este mecanismo esta debajo del trastorno obsesivo compulsivo. Del miedo a perder el control, del miedo a enfermedades etc

En terapia cognitivo conductual aprendemos a manejar estos pensamientos intrusivos que son los causantes de la ansiedad.