Depresión

Me viene la imagen de un faro que persiste y resiste pese a las tempestades, incluso hay momentos que parece desaparecer en las garras del océano, pero a cada embate de las olas aparece majestuoso e iluminado mandando un mensaje de fortaleza a los barcos que necesitan su luz.
Pero ese faro un día se rompió , las olas atravesaron los cristales y esa luz que brillaba y parecía no consumirse se apagó.
Así se sienten  las personas que tienen una depresión, como en un vasto océano, sin brújulas ni mapas que les enseñen su camino.
Recuerda que ese faro puede volver a brillar, recuerda que las tempestades no duran para siempre.