Máscaras que nos ponemos

Hay personas que aparentemente pueden parecer más distantes y parecer que no necesitan a nada ni nadie, pero a veces esa distancia emocional no es otra cosa que miedo.

Miedo a depender de alguien, al rechazo,a sufrir, a ser vulnerable…
Nos ponemos una mascara y actuamos de acuerdo a esa mascara, porque eso nos da una falsa seguridad.
Incluso desde fuera lo podemos juzgar como soberbia y prepotencia, pero en realidad ese tipo de comportamientos esconden grandes necesidades emocionales.

A veces el que menos parece necesitar de los demás es el que más necesita.
Según Erich Fromm, nos ponemos aquellas máscaras que creemos nos harán parecer normales y comunes y creemos que eso es lo correcto, aunque signifique que nuestro comportamiento vaya en contra de la forma de cómo realmente somos y dejemos de ser auténticos.

Anuncios