Cuento :El hombre que se perdió

Uno de los males mayores, es la necesidad de controlarlo todo,es paradójico pero cuanto más necesites control, menos control pareces tener y más angustia sentirás….
como este cuento…..y este hombre que se perdió….

Erase una vez un hombre que, cuando se levantaba por las mañanas, tardaba tanto tiempo en encontrar su ropa que por las noches casi no se atrevía a acostarse, sólo de pensar en lo que le aguardaba cuando despertara.

Una noche tomó papel y lápiz y, a medida que se desnudaba, iba anotando el nombre de cada prenda y el lugar exacto en que la dejaba.

A la mañana siguiente sacó el papel y leyó: “calzoncillos…” y allí estaban. Se los puso. “Camisa…” allí estaba. Se la puso también. “Sombrero…” allí estaba. Y se lo encasquetó en la cabeza.

Estaba verdaderamente encantado… hasta que le asaltó un horrible pensamiento:

-¿Y yo…? ¿Dónde estoy yo?. Había olvidado anotarlo. De modo que se puso a buscar y a buscar… pero en vano. No pudo encontrarse a sí mismo.

Anuncios