Perfeccionismo

No nos engañemos, el perfeccionismo no es hacer las cosas bien, es presionarnos, es tener miedo a equivocarnos ,al error, es competir , exigirnos, compararnos con los demás.
Es no disfrutar de los logros, fomenta la impaciencia, la frustración, la baja autoestima y la necesidad de control. Es no saber disfrutar de lo que conseguimos, es hacernos vulnerable a las críticas y buscar desesperadamente la aprobación de los demás.Es rigidez e inflexibilidad. Es necesidad de ganar y de tener razón. Es sufrir por las expectativas que tenemos de los demás, decepcionarnos porque los demás no son ni hacen lo que nos gustaría.Nos lleva a postergar a evitar o a afrontar pero con presión.
Puede generarnos problemas de ansiedad, de alimentación, de  autoimagen, depresión, problemas psicosomáticos y dependencia emocional. Ya no es una hipótesis esta plenamente confirmado por multitud de estudios científicos.
Muchísimas personas estarán toda su vida en tratamiento sin modificar lo que realmente es la causa real de sus problemas.Los síntomas serán la consecuencia a ese perfeccionismo férreo.El perfeccionismo no son los resultados que conseguimos sino la actitud con la que afrontamos las situaciones.

 

Anuncios