Educar para el éxito

En ese énfasis por educar hijos “triunfadores” y competitivos perdemos la educación en valores.

La honestidad en muchos casos ha pasado a verse como una debilidad y el narcisismo (autoestima mal entendida) sustituye a valores como la solidaridad generosidad y empatía.

Creo que todos necesitamos reflexionar sobre ello…

Anuncios